36 ideas para rellenar kong de forma saludable

Ideas saludables para el kong

Los kong (o en general los juguetes interactivos) son una de las mejores formas que tenemos de mantener ocupados y estimulados a nuestros perros.

Si necesitas nuevas recetas para rellenar el kong de tu perro de forma fácil, aquí tienes una buena lista con ideas ricas y saludables.

Compartir es vivir 🙂

¿Juguetes interactivos?

Los kong y el resto de juguetes interactivos (estos son los que podemos rellenar con comida y que el perro debe conseguirla por algún medio) son una forma muy sencilla y práctica de mantener ocupados a los perros. Así conseguimos que el perro tenga que “trabajar” para ganarse su comida, aumentando su estimulación física y mental. Para conseguir esto no necesitas comprar rellenos de marca, ya que como voy a contarte en este artículo hay muchas opciones de comida de casa y premios que puedes usar para rellenar el kong de tu perro.

No solo de Kong vive el perro.

Hay que aclarar que en este artículo hablo en general de kong porque posiblemente es el juguete más conocido en cuanto a “rellenables”, pero no es la única opción. Existen otros juguetes de otras marcas que van también muy bien. Uno de mis favoritos es el “ovni” de busybuddy, también bastante resistente y muy adecuado para dejar premios de pequeño tamaño o incluso su propia comida (su pienso). También están los “eternos” de starmarkt, que además de la opción de rellenar su interior cuentan con una galleta que supuestamente dura una eternidad (aunque se la terminan comiendo, como no), lo que hace que el tiempo de disfrute del perro sea mayor. Y estos solo son un par de ideas, existen muchísimos más!

A nivel exclusivamente de juguetes kong, ya sabes que tienes diferentes durezas. El kong classic es el normal (de color rojo) pero si tu perro es un poco piraña tienes también el kong extreme (color negro) de más dureza. Casi más importante que el grado de dureza es que el juguete sea del tamaño indicado para el perro. En caso de duda, opta siempre por el de tamaño mayor.

Beneficios de usar juguetes interactivos.

Que el perro esté entretenido por un buen rato es algo que te puede venir muy bien para determinados momentos, pero no es lo único que puedes conseguir con un juguete kong relleno.

  • Este tipo de juguetes son una buena forma de “frenar” a perros que comen muy ansiosos o demasiado rápido.
  • Te pueden ayudar a que el perro esté más entretenido y tranquilo mientras vas a trabajar (ideal para perros con problemas de ansiedad por separación).
  • Prácticamente a todos los perros les motiva tener que conseguir la comida del interior del juguete.
  • Aporta estimulación mental y olfativa, algo muy necesario para nuestros perros.
  • Es una forma sencilla de dar a nuestras mascotas parte de nuestra comida casera en lugar de tirarla (para gatos también sirve).

Hay un montón de cosas que podemos usar para rellenar un juguete. De hecho, una vez que el perro le “coja el gusto”, realmente no importará mucho qué pongas en el interior, el mero reto de sacarlo ya será suficiente para entretenerle. Por ello no es necesario gastarse el dinero en premios demasiado sofisticados: tenemos un montón de cosas saludables en casa que podemos utilizar para hacer recetas deliciosas.

¿Sobras de comida? ¡A rellenar el kong!

Una vez descubras esta lista se abrirá ante ti un mundo de posibilidades de recetas para rellenar y combinar ingredientes. Hay más cosas de las que crees que podemos utilizar y que al perro le van a resultar deliciosas, sin duda. Algunas mezclas puede que a ti no te resulten precisamente apetecibles… pero te aseguro que a los perros les va a encantar!

Cómo rellenar el kong.

Aviso: un kong diario puede suponer unas calorías extra que de no ser controladas pueden empezar a sumar peso rápidamente. Por eso es importante tener en cuenta cuánto relleno va en el juguete, para así mantener su dieta equilibrada.

Puedes mezclar y combinar sin miedo algunos de los alimentos favoritos de tu perro, ya sean premios, comida casera o su propio pienso.

Si tu perro nunca ha usado un kong antes lo ideal es comenzar con un relleno simple, como premios o su propia comida, para que así puedan salir fácilmente mientras el perro mueve el juguete y “le vaya cogiendo el gusto”.

En cambio, si tu perro es ya todo un experto con los juguetes Kong, puedes aumentar el reto congelándolo ya sea directamente o humedeciendo los premios. También puedes utilizar trozos más grandes, para que sean más difíciles de sacar.

Algunas ideas para rellenar kong.

Algunos ingredientes están ya dentro de los recursos básicos de los kong-adictos. La idea ahora es buscar algo que se congele bien y que haga de “base” para poder añadir algún otro ingrediente.

Estas bases pueden ser, por ejemplo:

  • Relleno de la marca kong, que puedes encontrar en tiendas. Existen varios sabores y es muy fácil de usar.
  • Caldo (por ejemplo de carne o pollo), ideal que esté poco (o mejor: nada) especiado. Se congela fácilmente y lo puedes usar de la siguiente forma: tapa el agujero pequeño del kong con carne, paté o queso de untar, así después puedes rellenar el juguete con un vaso de caldo y meter en el congelador (te recomiendo siempre dentro de una bolsa de congelar, para evitar ensuciar). En un par de horas estará listo.
  • El yogur es también un clásico. Recuerda que sea natural sin azucarar.
  • Incluso agua, en los meses de calor es ideal para congelar. Puedes proceder tapando el agujero como te he dicho o introducir directamente el kong en una bolsa de congelado, rellenar de agua y convertir el juguete en un auténtico cubito gigante para perros. Les encanta chuparlo!

Una vez que tienes esa base congelable para el kong puedes añadir otra serie de ingredientes, haciendo que la lista de posibles recetas sea enorme. Puedes comenzar directamente con sus propios premios, ya que posiblemente sea lo que tengas ahora mismo a mano, aunque hay muchas otras cosas que podemos utilizar para añadir a la mezcla.

ideas recetas para rellenar el juguete para perros kong congelado

Ingredientes sabrosos y saludables para kong.

Todo lo que ves a continuación puede ir introducido en el kong junto a la base, antes de meter en el congelador. Además, siempre que tengas algo de carne a mano se puede añadir también…. eso sí, como ya te hemos dicho, vigila las calorías!

Aquí va la lista:

  • Manzana cruda (sin corazón, tallo ni semillas)
  • Manzana en puré o pudin (también como base para congelar)
  • Espárragos
  • Alimentos de bebés (naturales)
  • Plátanos
  • Moras (mancha – usar con precaución)
  • Arándanos (mancha – usar con precaución)
  • Brócoli
  • Coles de Bruselas
  • Melón (limpio)
  • Zanahorias
  • Coliflor
  • Apio
  • Queso (ver contenido de grasa, que sea bajo)
  • Pepino
  • Huevos
  • Semillas de lino
  • Judías verdes
  • Miel (con moderación debido al alto contenido de azúcar)
  • Col rizada
  • Harina de avena
  • Naranjas (con moderación)
  • Mantequilla de cacahuete (con moderación)
  • Guisantes
  • Piña
  • Calabaza
  • Arroz (cocido)
  • Apio nabo
  • Salmón
  • Espinacas
  • Filete
  • Fresas
  • Batata
  • Sandía (sin semilla)
  • Yogur (natural, bajo en grasa y sin azucarar)
  • Calabacín

Mezcla y crea tus propias recetas de kong.

Ahora que tienes esta lista de ingredientes aptos para introducir en el kong de tu perro, ¿a qué esperas para empezar a mezclar? No tires esas puntas de verdura, o ese caldo que te sobra de cocer el pollo o ese poco de comida de bebé que te ha sobrado. A tu perro le va a encantar y le vas a estimular un montón.

¿Tienes algo de queso de untar, salmón cocido y manzana? Además de hacerte una cena bastante rica, puedes probar lo siguiente: unta las paredes interiores del kong con el queso, añade unos pequeños pedazos de salmón pegados al queso y termina introduciendo unas rodajas de manzana. Al congelador un par de horas y listo! Un kong súper saludable que mantendrá entretenido al perro durante bastante tiempo.

Ya ves todo lo que podemos hacer con algo de imaginación y un Kong. Y si todavía no tienes uno para tu perro, te estás perdiendo uno de los básicos que todo can debe tener… así que ¿a qué esperas?

Y tú, ¿ya tienes alguna receta favorita para el kong?

Si es así, no dudes en compartirla con todos nosotros en los comentarios.

En definitiva, los kong (así como otros juguetes para perros similares) son una forma muy buena y fácil de mantener a los perros ocupados y estimulados en casa… y además, es una fuente de oportunidades para aprovechar esas pequeñas sobras del día a día. Todas las ideas para rellenar kong de forma saludable que se te ocurran serán bienvenidas!

Si te ha gustado el artículo, compártelo en las redes sociales:

Compartir es vivir 🙂

*Este artículo contiene enlaces de afiliación de algunos productos. Esto significa que si adquieres esos productos yo obtendré una pequeña comisión por la recomendación, y a ti te seguirá costando lo mismo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.