Uso de bozal en verano

Si tu perro utiliza bozal (por la razón que sea) hay ciertas cosas que tienes que tener en cuenta: elegir un buen modelo y una talla acertada, realizar una buena positivización y tener en cuenta ciertas cosas. Una de ellas está relacionada con las temporadas de calor.

A diferencia de las personas, los perros casi no tienen glándulas sudoríparas. Este es el principal mecanismo por el que las personas regulamos nuestra temperatura corporal, pero en los perros esto se limita casi a las almohadillas.

Entonces, ¿cómo regulan su temperatura? Principalmente a través del jadeo. Todos hemos visto a un perro jadear tras realizar ejercicio o simplemente por estar tumbado al sol, dejando caer una larga lengua y alguna que otra baba.

Esto se debe a que ante un aumento de la temperatura, el cuerpo del perro envía más sangre a la lengua, que al tener una mayor humedad y estar en contacto con el aire es capaz de regular la temperatura de forma más eficiente.

¿Y por qué te cuento todo esto? Porque si eres de los que usan bozales de nailon tipo “mordaza” en temporadas de calor estás poniendo a tu perro en peligro.

Uso de bozal en verano

Con estos bozales el perro pierde toda la capacidad de jadear (entre otras cosas, como por ejemplo la capacidad de comunicarse adecuadamente con otros perros), lo que puede terminar causando un golpe de calor al impedir al perro regular su temperatura.

Hay otras opciones mucho mejores desde mi punto de vista. En el vídeo te muestro una de ellas: el bozal baskerville.

Ten esto en cuenta y si usas este tipo de bozales, piensa en cambiar cuanto antes para asegurar el bienestar de tu perro.

Compartir es vivir 🙂

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.